Archive for ‘Relatos Cortos’

6,junio 2015

El criador de canarios

Por Elisa Arenas Argüelles

Y se marchó,
y a su barco le llamó Libertad,
y en el cielo descubrió gaviotas,
y pintó, estelas en el mar.

…..

Y regresó,
y una voz le preguntó: cómo estás,
y al mirarla descubrió,
unos ojos, azules como el mar.

José Luis Perales

  • Hola tita, me gustaría mucho hacer prácticas en tu empresa. Te mando la carta de solicitud. Muchas gracias por todo, un beso.

Después de varias semanas de papeleos, preparativos, etc. llegó el momento de despedirse de su familia.  Por mi parte todo estaba listo para su llegada.  Había procurado tener en casa la comida que le gustaba y todo lo que le pudiera resultar necesario.  Era domingo por la tarde, y aprovechamos que no teníamos prisa para visitar algunos sitios pintorescos y hacer fotos; estaba muy ilusionado.

read more »

31,mayo 2014

4 x 4

Por Elisa Arenas 

–          Cuenta, cuenta, ya sabes, que lo que aquí se dice, de aquí no sale.

Bárbara sonríe, mira de reojo a su amiga sentada a su lado, pero no dice nada.

Acaban de dar las seis de la tarde y van cuatro en un todoterreno.  En las caras se puede ver el cansancio después de todo un día de trabajo.  Los dos chicos van delante, uno conduciendo y el otro en su papel de copiloto intentando que el conductor no se duerma.  Las chicas detrás rendidas abandonándose al sueño.

read more »

23,junio 2013

Muñeca

Por Lisa

Era seis de enero. Tan pronto se despertó, saltó de la cama para ver qué le habían traído los Reyes Magos. Encontró junto a sus zapatos unos trozos de carbón dulce. Se quedó mirándolos unos momentos y después empezó a mordisquearlos sin muchas ganas.

–         ¿Te ha gustado lo que te han traído los Reyes?

La niña miró hacia la puerta con el carbón en la mano y sin contestar.

–         ¿No has visto lo que hay en la otra habitación, junto a tu otro zapato?

Se dirigió hacia allí y encontró una muñeca con ojos rasgados y vistiendo un kimono.

–         Te la han traído los Reyes Magos porque son muy buenos, ya sabes que no te lo mereces.

–         ¿Puedo ir a casa de los titos? Quiero ver que me han dejado allí.

–         Irás en cuanto desayunes y te arregles.

read more »

2,junio 2013

¿Qué hacemos aquí?

Por Lisa

Subían en fila india por el estrecho y empinado sendero de la ladera de la colina. Era especialmente duro por tener el sol de frente, la escasez de vegetación y sombra aunque confiaban que compensara por el paisaje que se podría disfrutar desde la cumbre.

Sólo compartían el interés por la naturaleza. Habían aparcado obligaciones laborales y familiares para agotarse subiendo y bajando collados.

Cuando el ancho del sendero lo permitía avanzaban en parejas, casualmente las mismas que compartían dormitorio arbitrariamente por las noches.

En las primeras salidas los comentarios eran sobre las plantas, los animales o el paisaje; pero fueron cambiando según avanzaba la semana.

read more »

26,mayo 2013

Engatusada

Por Lisa

Querida Eva:

Me hizo ilusión recibir la carta con noticias de tu viaje, y que disfrutaras tanto. Espero que cuando nos veamos, me cuentes más detalles.

Siento no haberte escrito antes, pero como de costumbre, he estado muy ocupada. Estoy viviendo en la casa que tienen mis padres en el campo, donde estuvimos la primera vez que viniste a verme, cuando todavía éramos unas niñas. Aunque ya sabes que estoy muy contenta con mi nuevo apartamento, me sentía asfixiada y me he mudado a esta casa que aunque no es mía, he conocido desde siempre, pues ya sabes que mis padres la compraron cuando nací.

read more »

13,enero 2013

Sentimientos y Sensaciones

Por Lisa

Disfruto que se preocupe y me agrade,

Que nos miremos y no podamos apartar la mirada,

Que me extrañe y me piense,

Que me cuente lo que nadie más sabe.

Busco que considere mis pensamientos y deseos,

read more »

6,enero 2013

Una vez en la vida

Por Lisa

“Por favor, ¿me podría traer zumo de tomate? Hay de naranja, manzana y melocotón pero falta de tomate”. El camarero hizo un leve gesto con la cabeza y salió con dirección hacia el bar que a la hora del desayuno estaba cerrado. Vladimir se recostó en el sillón con la autocomplacencia de los clientes de hoteles de lujo acostumbrados a no negarse ningún capricho. “¿Lo quiere con hielo?” preguntó el camarero. “No gracias, natural. ¿Cómo es que en un hotel de esta categoría no tienen zumo de tomate en el buffet de desayuno?” “Lo tenemos sólo en el bar pero si alguien lo pide se le sirve. ¿Necesita algo más?” Pensó por un instante pero no se le ocurrió nada. “No gracias, de momento nada más”.

¡Vladimir! Que es para hoy. Ve metiendo los platos en la máquina y después saca la basura. Hay que darse prisa que ha salido negocio de última hora y falta personal.

Para no variar. Siempre estamos menos de los justos.

read more »

30,diciembre 2012

Un almuerzo de novela

Por Lisa

El camarero se acerca a tomar nota. Son alrededor de las dos de la tarde del sábado y la pizzería se va llenando poco a poco.

–                     De primero podemos pedir una ensalada para las dos y después una pizza para cada una. ¿Te parece bien, Pilar?

–                     Estupendo. ¿Qué tomamos para beber? ¿El vino de la casa?

–                     De acuerdo. Y agua, por favor.

El camarero se aleja de la mesa de las dos amigas y se acerca a unos recién llegados. Charo lo sigue con la vista y se fija en la mesa justo enfrente de ella y a la espalda de su amiga.

–                     Bueno Charo, me tienes que contar como es que has empezado a escribir. Debe ser difícil, sobre todo encontrar sobre qué hacerlo.

read more »

8,diciembre 2012

Vivir en el Arca de Noé

Por Lisa

-Imagínate que el viernes tuve que dormir con la antena de la tele debajo de la almohada. ¿Quieres más café? ¿Y leche?–pregunta Estrella.

-De café está bien y sólo un poco de leche. Pero este fin de semana fue el último en la residencia, ¿no?-dice Gracia.

Se acerca Paz y comenta:

-No os encontraba y supuse que estabais charlando junto a la máquina del café. ¿Qué tal por aquí?

-Bienvenida. No se te ha visto el pelo durante tus vacaciones. ¿Qué tal te ha ido?–pregunta Gracia.

-No he ido a ningún sitio en particular. Me he quedado en casa descansando. ¿Y vosotras? ¿Algo interesante?

Gracia se marcha mientras dice:

-Chicas, os dejo que tengo cosas urgentes que hacer-. Mira a Paz y añade-. Que te cuente sobre la residencia donde ha estado viviendo.

Se despiden con un gesto y Paz comenta:

-Me quedé en que dejabas el apartamento en el que vivías  y que te mudabas al que te habías comprado después de hacer algunas reformas.

read more »

2,diciembre 2012

Vista Cansada

Por Lisa

Hoy es mi cumpleaños, cumplo cuarenta.

      Felicidades.

      Tengo que ponerme gafas. Nunca he tenido que usarlas y me molesta tener que hacerlo. Pero sólo veo bien de lejos, no de cerca.

      A partir de ahora pensarás bien de todo el mundo.