Solemne reapertura de la Ermita del Santo Sepulcro


  • La obra se ha realizado gracias a una subvención otorgada por el Grupo de Desarrollo Rural (ADR) con el objetivo de para la sustitución de la cubierta de la ermita del Santo Sepulcro debido a las humedades que sufría en los últimos años.
  • Durante la tarde del sábado se han desarrollado los actos de celebración de la reapertura de la Ermita del Santo Sepulcro de Zalamea la Real,sometidas desde el pasado mes de octubre a una actuación en su fachada, que le ha devuelto su estética originaria.
  • Reportaje Gráfico

DSC_1311De manera extraordinaria, se ha realizado un solemne Vía Crucis,presidido por la imagen del Santísimo Cristo Yacente. Desde la puerta de la Iglesia de la Asunción hasta el Santo Sepulcro siguiendo el recorrido de las 15 estaciones de la Vía Sacra zalameña y que ha contado con la presencia del Obispo de Huelva, José Vilaplana.

Un hecho histórico que sucede por segunda vez, ya que a mediados del pasado siglo y aprovechando la visita del titular de la diócesis, se realizaba fuera de su tiempo ordinario, la noche del Viernes Santo y con la presencia de la imagen de Cristo Yacente.
Impregnado del máximo fervor y recogimiento, el cortejo partió de la Iglesia de la Asunción para llegar al Paseo Redondo, donde se ubica la primera estación que representa la Puerta Judiciaria y Casa del Pretorio, lugar desde donde inició Jesucristo el camino del calvario.Tras recorrer las quince estaciones, la imagen del Yacente entró en la pequeña ermita, oficiándose después una Misa Pontifical de Acción de Gracias por el fin de las obras del templo.Muchos fieles rodearon el entorno que representa los Santos Lugares: en la cúspide el Calvario con las tres cruces, en la falda Este, el lugar del enclavamiento y en la falda Oeste, el Santo Sepulcro,construidos en 1766 y ubicados en el Cabecito de los Paños, a 1222 pasos exactos de la primera estación, según la tradición, el trayecto de Jesús camino del Gólgota. 
Ermita emblemática de Zalamea. Aunque es relativamente moderna, del segundo cuarto del siglo XVIII, su relevancia se debe a que ha sido causa y efecto de una tradicional vía crucis, cuya conmemoración aún permanece en nuestros días la noche del Viernes Santo.La erección de la ermita data de 1776, después de aprobarse una solicitud de terreno comunal de “… seis varas en cuadro distante del Calvario como treinta pasos al Poniente…”. DSC_1404Promocionó la obra don Gabriel Alejandro Sanz, contador principal en las Minas de Riotinto, junto con su esposa doña Feliciana García Beato y la aportación voluntaria de los vecinos.

 Con esta intervención se ha sustituido la techumbre exterior, devolviéndole su aspecto abovedado y recuperando varios contrafuertes en sus muros, perdidos en la última reforma en los años 70. Del mismo modo han llevado  a cabo una serie de pequeñas intervenciones en el interior y el exterior, en el portaje y ventanas respetando siempre la imagen y estética original del edificio. Según la hermandad, se trata de un logro que servirá para engrandecer, aun más si cabe, el patrimonio de Zalamea y su Vía Sacra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: