“Mi filosofía de trabajo se basa en trabajar para vivir, sin pretensiones de hacer más dinero que el que necesito…”


  • Estuvimos con Manuel Gómez Muñiz , tanto en su tienda de Nerva, como en la de Zalamea que regenta su esposa Isabel.
  • Manolo es una persona muy conocida en nuestro pueblo por su faceta ecologista y de aficionado a la fotografía, junto a otras personas con los mismos intereses, fundó Cistus Jara. Sin embargo, a través de ésta entrevista, hemos conocido al Manolo empresario, del que podemos decir, fue pionero de las floristerías en la comarca, teniendo su trabajo, gran proyección, tanto en la zona, como en otros lugares.

La tienda de Zalamea está ubicada en la céntrica calle Olmos

Nacido en Zalamea la Real, de madre zalameña (Lucinda) y padre villarejo (Pablo). Cursa estudios en el Seminario diocesano de Huelva hasta completar bachiller. Finaliza COU en el Instituto de Nerva, y en los años 70, en el boom de la emigración a Cataluña, su padre deja la mina, y emigran todos (padres y tres hermanos) a Barcelona. Allí comienza Económicas, pero no llega a completar primer curso; en plena vorágine laboral trabaja en Barcelona como Auxiliar Administrativo;  lo llaman a filas, y, cuando termina la mili, se encuentra sin trabajo. Hecho que lo hace volver a su tierra donde trabaja durante un año  como administrativo de BALSA, empresa que construye el Hospital de Riotinto, y que le “invita” a irse a trabajar a su sede a Madrid, cosa que no acepta: ya conoce la gran ciudad, y prefiere quedarse en tierras más tranquilas.

Se casa con Isabel (conocida-amiga-novia de toda la vida), y tiene dos hijos: Olmo y Luz de Luna.

A finales de los 80, junto con un par de amigos, funda la Asociación Cistus- Jara en Zalamea, en la que se implica a fondo, y con la que se consiguen grandes logros en aspectos de concienciación medioambiental, culturales , y en fotografía; y en la que permanece como presidente durante casi 20 años.

En la actualidad vive en Zalamea, dónde tiene una de sus floristerías. La otra está en Nerva

  ¿Cuándo decides meterte en el mundo de las flores como medio de vida?

Recién casado y sin trabajo, me junto con tres o cuatro personas de Zalamea, y nos planteamos ir a Viveros, comprar plantas y resembrar algún árbol y arbusto por el pueblo, con el consentimiento previo del Ayuntamiento (por cierto, casi todo lo que han arrancado en el hoy tristemente famoso paseo de Zalamea, lo sembramos nosotros).

Posteriormente, comprábamos planta y la vendíamos en mercadillos de la Cuenca. A raíz de irse descolgando gente, es cuando me planteo hacerme autónomo y buscarme la vida con la planta y la flor.

   ¿Por qué eliges Nerva para poner otra tienda?

Básicamente porque es el pueblo más grande de la Cuenca, y porque allí ya tenía clientes del mercadillo. Decisión totalmente comercial.

  ¿Cuál es tu concepto de negocio?, ¿Cual es tu filosofía de trabajo?

Mi concepto de negocio lo baso en aportar a mis clientes lo que ellos demandan, conocerlos, saber de sus gustos, preocuparme de conseguirles lo que ellos quieren y pagan;  en definitiva, ofrecerles todo lo que tendrían que buscar en una gran ciudad.

Mi filosofía de trabajo se basa en trabajar para vivir, sin pretensiones de hacer más dinero que el que necesito…y con la necesidad de intentar cumplir  siempre con las personas que confían en mí. No olvidemos que mi trabajo tiene una gran dosis de creatividad.

    Los ramos de novia serán de los productos más demandados, ¿cómo ha evolucionado desde que te iniciaste en el negocio?

Las bodas son un trabajo importante para los floristas, pero también de los más arriesgados: todo tiene que salir muy bien…y trabajamos con elementos naturales y caducos….es complicado. Cuando una novia confía en ti para que le hagas el complemento que va a lucir el día de su boda, eso te imprime una dosis extra de responsabilidad. Y hoy en día, después de llevar más de 300 ramos de novia, cada vez que tengo que hacer uno, no me relajo hasta que lo tengo terminado, y compruebo que está todo como yo quería; sigue siendo un reto…y desde luego, hoy en día, LIRIOPE tiene su pequeña pero nombrada aportación en el panorama floral de bodas en Andalucía.

El ramo de novia se mueve, al igual que el traje, por modas, por tendencias,…tanto de materiales como de técnicas. Y aunque siempre se le da la importancia que tiene (es el único complemento que lleva la novia en la ceremonia) ahora se le da más importancia al diseño y al tipo de flor. Y hoy en día existen miles de variedades de flor en todos los tonos, en todas las formas y superexóticas … De todas formas se hacen unos ramos preciosos simplemente con unas rosas o con unas margaritas, sin tener que optar por flores más exóticas…

   ¿Cómo ves el sector en la actualidad y a largo plazo?

Manolo y Luna en plena faena, posan para ZN

Bueno, el sector ha dado un vuelco bastante grande con respecto a hace un par de meses. Junto, creo, con las peluquerías, es al sector que más ha perjudicado la brutal subida del IVA: toda la planta natural y la flor cortada cotizaba al 8%+1%, ahora pagamos el 21%+5,2%….es decir hemos pasado del 9% al 26,2%. Y es una catástrofe….ya lo está siendo: en el mes de octubre ya he conocido dos colegas que cierran antes de navidad, sin tener en cuenta a los agricultores que se dedican a la planta y a la flor, que no pueden vender su producto con esos impuestos, y están arrancando plantaciones enteras…

En la actualidad, lo veo mal, mal.

A largo plazo, dependerá quién gobierne: este impuesto no lo puede asumir el sector: o lo rebajan o las grandes multinacionales se harán dueñas de todos: a lo mejor eso es lo que pretenden…

 Debido a la situación económica, ¿Han descendido las ventas y los clientes habituales?

Las ventas han descendido algo, más desde la subida del IVA. En cuanto a los clientes, LIRIOPE tiene una clientela bastante fiel….si es verdad que se nota que hay menos dinero, y que nos gastamos menos…no olvidemos que comprar flores no es una necesidad primaria…

   A nivel comarcal, ¿Cómo ves la mentalidad empresarial?

Aparte de algunas honrosas excepciones, sólo veo dos tipos: las que teniendo dinero no quieren arriesgar nada, y los que como hijos de la cultura del pelotazo, quieren ganar  mucho dinero en poco tiempo….y así no saldremos nunca de la miseria. Porque lo que es dinero para invertir, en la Cuenca Minera, hay..

Para la mayoría de las personas de nuestra comarca su objetivo es que monte una empresa el vecino, y lo coloque a él. Algún día la cosa cambiará. Pronto.

   ¿Qué echas de menos en la oferta comercial de la zona?

Para empezar, si los Ayuntamientos (mancomunidad) se hubiesen puesto de acuerdo, y en vez de crear un polígono industrial en cada pueblo, hubieran hecho un polígono industrial comarcal, ya la cosa cambiaría bastante: no es lo mismo tener ocho empresas que tener 50 juntas….

Y hay ideas para crear empleos:

–      Fontanería-electricidad: una cooperativa que aglutinara a todos los buenos profesionales de la Cuenca.

La tienda de Nerva está ubicada en la calle Siete de Agosto, en el local del antiguo Bar Sartajara

–      Reciclaje de papel-vidrio-envases: una especie de chatarrería.

–      Sector forestal: desde recogida de piños hasta poda de árboles para leña, limpieza de fincas, repoblación, etc.

–      Automoción: empresa de accesorios y recambios a nivel comarcal

–      Vivero de planta autóctona /árboles, arbustos,…)

–      Celebración de eventos: empresa para organizar bodas, banquetes , fiestas,….

–      Transporte de mercancías: paquetería urgente de la Cuenca y portes desde y hacia Huelva y Sevilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: