San Vicente recibe el “alta” tras varios meses de restauración


  • La conferencia de Teresa Rodríguez sobre la restauración de la talla de San Vicente Mártir, convocó a una importante cantidad de zalameños y zalameñas que abarrotaron el hall del Ruiz Tatay para escuchar la brillante ponencia dedicada al proceso de restauración.
  • Finalizada la restauración de San Vicente

El Hermano Mayor, Eduardo Vázquez, resaltó la importancia del trabajo de Teresa, así como todo el proceso previo al trabajo en la ermita, recalcando la decisión de no mover la imagen del templo, donde la restauradora trasladó todo su equipo para actuar en la talla.

Tanto el Hermano Mayor, como Teresa Rodríguez, consideraron un “valor añadido” el hecho de que la encargada de la restauración , fuera alguien de Zalamea.

En los momentos previos a la conferencia, pudimos charlar con la restauradora:

¿Vas a hacer un seguimiento posterior para comprobar el estado de la imagen?

Así es, en el Informe Técnico se especificó este servicio de revisión, recomendando que se realizara aprovechando las fiestas patronales para no tener que mover la imagen exclusivamente para ello.

¿Qué otra obra del patrimonio zalameño te gustaría restaurar?

Cuando el patrimonio a conservar y restaurar es el de tu pueblo natal el trabajo cobra un valor añadido, me gustaría poder seguir aportando mis conocimientos y experiencia para cualquier obra que lo necesite, ya sean imágenes de culto, cuadros, relieves, etc. Tenemos mucho patrimonio en Zalamea del que podemos sentirnos orgullosos, en la medida de nuestras posibilidades  debemos valorarlo, cuidarlo, y darlo a conocer, para que las nuevas generaciones puedan seguir disfrutándolo.

A raiz del caso del “Ecce Homo”, ¿qué opinas de las restauraciones por manos no expertas?

En más ocasiones de las deseables se encuentra en las obras a intervenir algún intento de “arreglar” los daños, con mejor intención que resultados, ya que por lo general el aficionado suele hacer más daño a la obra a la que pretendía ayudar.

Cuando un bien cultural necesita ser intervenido, el profesional es el conservador-restaurador, y para ello estamos formados con varios años de carrera universitaria, prácticas en obra real, conocimiento de los materiales y técnicas, de los agentes de deterioro, de las interacciones de los daños, etc. Además de seguir una serie de protocolos y criterios que provienen del decálogo de la profesión, de acuerdos y cartas internacionales. Asimismo estamos vinculados a organismos como los colegios profesionales que velan por el buen hacer en la profesión.

Todos estos conocimientos, experiencia, protocolos y control sólo puede aportarlos el conservador-restaurador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: