Archive for agosto 8th, 2011

8,agosto 2011

Bad Teacher en el Ruiz Tatay

 Cine de estreno en el Teatro Municipal Ruiz Tatay. El Ayuntamiento de Zalamea la Real continúa con el ciclo cine de verano.  

 En “Bad teacher”, Elizabeth es una profesora mal hablada, despiadada e inapropiada. En  lo único que piensa es en casarse con un buen partido que la mantenga y le permita dejar de trabajar. Cuando su prometido la deja, pone en marcha un plan para sustituirle por un rico y guapo profesor. Para ello tendrá que competir con Amy, otra profesora hiperactiva y llena de energía. Cuando al mismo tiempo un sarcástico e irreverente profesor de gimnasia no para de tirarle los tejos a Elizabeth, las consecuencias de sus salvajes y escandalosas confabulaciones aportarán a sus estudiantes, colegas e incluso a ella misma, una educación sin igual.

El próximo miércoles 10 de agosto: Bad Teacher.

A las 21:30 horas. Coste en taquilla será de 3,50 €.

8,agosto 2011

Entrevista a Israel Millán : “En Zalamea mucha gente piensa que yo estudié informática, y aunque me matriculé en la carrera, me di cuenta de que no era lo mío”

  • El joven director zalameño pasa unos días en nuestro pueblo y acudirá al Festival Internacional de Cine Bajo la Luna de Islantilla donde el martes se estrena “Peor Imposible”, su debut como director de cortometrajes que fue grabado en la provincia durante el pasado año. Israel ha compartido su punto de vista sobre la situación del sector audiovisual y cinematográfico, afectado por la crisis global y la específica de este medio, su experiencia con los mejores profesionales de nuestro país y los creadores de efectos especiales de grandes producciones . Para Israel, las perspectivas poco halagüeñas de la producción audiovisual española están provocando el cierre de muchas empresas y la “fuga de cerebros” a otros países .
  • Próximamente va a trabajar en la película Grupo 7, inspirada en hechos reales y que trata sobre el día a día de un comando policial antivicio de Sevilla que en 1992 y antes de la famosa Expo lucha contra las drogas y la prostitución, protagonizada por Mario Casas y Antonio de la Torre Martín.

¿Cómo empezaste a hacer cine?

Bueno, he trabajado en distintas áreas del “cine pequeño” que son los cortometrajes. Empecé haciendo una banda sonora y un par de efectos visuales sencillos para un cortometraje en el 2002, para un título propio de la Universidad de Huelva. Ahora con el tiempo me doy cuenta de que fui muy atrevido componiendo música sin tener conocimientos musicales, pero bueno, también me hizo tener mi primer contacto con esto.

¿Cuál ha sido tu formación en el campo audiovisual?

Hay dos áreas que estoy tocando profesionalmente en este campo. La que mas años llevo, que es la postproducción, la ejerzo desde el 2001. Yo quería hacer efectos visuales y Ahora es más sencillo hacer cursos de esto, pero en esa época, había poca información y pocos cursos. En agosto de ese año, me fui a Madrid a hacer un curso intensivo de 3D.

Durante unos años lo he alternado esporádicamente con otros trabajos, hasta que en 2007 al irme a Sevilla pasé a dedicarme al 100% a esto. El otro campo en el que trabajo, que es la realización, empecé en 2005 a hacer cosas y me di cuenta de que necesitaba formarme. Aproveché el estar en Sevilla para estudiar Técnico Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos.

En Zalamea mucha gente piensa que yo estudié informática, y aunque me matriculé en la carrera, me di cuenta de que no era lo mío.

¿Es una vocación desde pequeño o lo descubriste poco a poco?

Yo creo que siempre ha estado ahí. Desde pequeño, cuando tenía oportunidad de coger una cámara de video, aprovechaba la oportunidad. Por otro lado, cuando mi padre nos llevaba a Huelva al Emperador en los 80 a ver películas como “Indiana Jones”, “Goonies”, “Terminator”, “Superman”, etc. ahí empecé a tener cada vez más el impulso de querer formar parte de esa magia.

¿Cómo surgió la idea de “Peor Imposible?

Daniel Mantero, uno de los dos protagonistas del corto, llevaba desde 2007 preguntándome que cuándo iba a dirigir algo. Yo siempre contestaba lo mismo: cuando tenga una historia que merezca la pena. En mayo del año pasado, tenía que empezar a pensar en el proyecto final de estudios, y creí que era el momento de hacer un corto, que estaba preparado para hacerlo. Vi un video de introducción para una obra de Teatro en la que participaba Daniel junto a Darío, otro de los protagonistas, y se me encendió la bombilla. Vi que tenían química, y se me ocurrió la idea de los dos amigos en paro. Luego la conté a un par de guionistas amigos que le dieron forma del todo.

Hacer un cortometraje no es nada fácil y la gran mayoría del público no suele visionar estas producciones ¿qué tipo de difusión vais a dar al cortometraje? ¿Cómo vais a llegar a los espectadores?

La gente no se hace la idea del trabajo que lleva detrás. Tengo un amigo que dice que no hay mucha diferencia entre el corto y el largo para un director, salvo que para lo segundo se rueda más tiempo, pero con mucha más gente y medios.

Para la difusión, es lo que tú dices, la mayoría de la gente no suele ver estas producciones, porque no tenemos muchas ayudas para difundirlas. Intenté que en Huelva me ayudasen, me puse en contacto con el patronato de Turismo, y la verdad es que poco caso nos han hecho. Las redes sociales, los blogs (sobre todos los de Zalamea), y televisiones locales nos han ayudado mucho a difundirlo.  El Alcalde de Zalamea, Marcos Toti, desde antes de terminar el corto me mostró su disposición a que el pueblo pueda tener una proyección del cortometraje y lo vea.  Ya estamos participando en concursos y certámenes. En su primera participación, se ha llevado una mención del jurado, así que ha comenzado bien. El martes 9 de agosto será la primera proyección pública del cortometraje, en Islantilla, para el concurso Cineforum. La entrada es libre.

Por último, justo el día en que nos dieron la mención, me llamaron de una distribuidora de cortometrajes a los que les había encantado el corto para decirme que les interesaba para distribución y ventas. Se llama Elypse Short Film Distribution. Ahora ellos se encargan durante los dos próximos años de moverlo.

Hay gente que me ha preguntado por qué no lo cuelgo en internet, y la respuesta es obvia. Estando ahí, no interesaría a ninguna empresa para distribución.

El corto He vuelto dura 6 minutos, ¿es difícil condensar una historia en tan poco tiempo?

La verdad es que si. Teníamos 10-12 minutos de margen. Yo venía de hacer Peor Imposible, donde me vi limitado por el tiempo. El primer montaje de Peor Imposible llegaba casi a 25 minutos, rozando el mediometraje. Pero bueno, la idea de He Vuelto tenía dos caminos, hacerla muy condensada, o desarrollarla. Como en 12 minutos no había espacio, tiramos por el camino de acortarlo. Posiblemente si lo rodase ahora de nuevo, sería más largo, pero en ese momento, tuvimos que trabajar a contrarreloj, la cámara que tuvimos pesaba mucho y dio problemas con la grúa, y fue un milagro poder rodar todo. Yo me encuentro más cómodo teniendo minutos para contar las cosas

¿Cuál es tu opinión del cine Español actual y de los cortos en particular?

El cine español actual tiene problemas serios. En mi opinión vienen de dos direcciones:

Por un lado, se ha hecho durante años cine que el sector se sorprendía de que no funcionara, y yo creo que la respuesta era bastante sencilla: las temáticas no interesaban a la gente. Creo que hay gente muy preparada, directores, actores (el ejemplo lo tenemos en Bardem y Penélope, que han salido fuera y se han llevado el Oscar).  El cine es un arte, pero también una industria y no siempre se ha visto así, al menos por lo poco que yo he podido ver en el poco tiempo que llevo dentro. En ese sentido nos queda mucho que aprender de los americanos. Siempre pongo el ejemplo de que Spielberg hizo ET, Tiburón, etc. antes de hace su “Lista de Schindler”.

Y luego hay otro. La crisis. Es casi un tópico en estos tiempos, pero yo puedo hablar porque lo estoy viendo en primera persona. Se han caído en picado las inversiones en nuestro sector. Daría para cuatro folios explicar los motivos. La piratería está haciendo mucho daño. Puedo poner un ejemplo a mi escala: mi cortometraje, si sumas horas dedicadas de toda la gente que ha trabajado, el coste de rodarlo, etc. puede salir una cifra equivalente a comprarse coche. Hay gente que me pregunta por qué no subo el corto a internet. Es simple: la única forma que tengo de recuperar la inversión es que la distribuidora lo venda a una tele o que gane algún premio en algún concurso.

Pues imagina con una película que mínimo el millón y medio o dos millones de euros cuesta hacerla. Si la gente no la ve en el cine, ni la compra en DVD (que cuando pasan 2 o 3 años, la puedes conseguir por un poco más de lo que te la venden grabada del cine con pésima calidad y sonido encima de una manta) a las teles deja también de interesarle comprarlas, y poco a poco, llegaremos a un punto en el que no se pueda hacer cine porque esto es un trabajo, y no conozco a mucha gente que quiera trabajar sin cobrar. Ahí llegamos a una pescadilla que se muerde la cola: algunos amigos me dicen que el cine es caro. Puede, pero una entrada para una película de hora y media, te cuesta lo que las 2 copas que te tomas en ese tiempo saliendo una noche por ahí.  Lo que no llego a entender es a la gente que se supone que si ve películas es porque les gusta: entonces como se tragan algo descargado de internet, que un tipo ha grabado con una videocámara domestica y donde se oye al de al lado reírse, etc.? Es como si te gusta la pintura, y en vez de ir al museo a ver el cuadro en todo su esplendor, lo ves en una fotocopia en blanco y negro. En fin da para mucho este tema. Pero la gente tiene que concienciarse de que si les gusta ver películas, descargándolas están poco a poco cada uno poniendo su grano de arena para que dejen de hacerse. Y los cortos pues  sufren las consecuencias directas: los cortos son la cantera del cine. Si los profesionales del cine tienen problemas para trabajar, los que vienen de abajo no hablamos….

¿En qué proyectos trabajas ahora?

Pues ahora estoy pendiente de hacer la postproducción de un cortometraje en el que me hago cargo de los efectos visuales y la corrección de color.  Va sobre una persona que se va volviendo transparente. Es un corto que se rodo en junio.

Y ahora, el día 16, en principio consigo una de mis metas profesionales. Me incorporo durante unos meses como compositor de efectos al equipo de postproducción (dirigido por Juan Ventura, Supervisor de Efectos Visuales) de la película “Grupo 7” de Alberto Rodríguez (7 vírgenes) protagonizada por Mario Casas y Antonio De la Torre.