Archive for julio 17th, 2008

17,julio 2008

Comienza la feria en El Campillo

Gigantes y cabezudos y el grupo Ópalo inauguran hoy una feria en la que destacan la corrida de toros mixta, la diana floreada o la sesión vermut.

 Pasa el ecuador del mes de julio y arrancan las Fiestas Mayores de El Campillo, una feria que llega a la localidad minera para abrir un paréntesis de alborozo, de diversión, de convivencia, de reencuentro, de exaltación, en una población que olvidará por unos días las dificultades propias de la cotidianeidad. Gigantes y cabezudos marcarán (22.00 horas), al ritmo de los sones de la Banda Municipal de Música y en forma de risas y colorido, un punto de inflexión en la rutina de los campilleros. Será el preludio de una nueva realidad que ya tuvo un antecedente en la inauguración del alumbrado y la tradicional maratón de fútbol-sala disputada esta misma madrugada, sin olvidar el parque infantil que anegará esta tarde (19.30 horas) las pistas polideportivas del CEIP La Rábida de ilusiones y sueños con su tren, su tiovivo, su pista de motos, sus karts, su toro mecánico y su castillo flotante. Son los pasos previos a ese anhelado pistoletazo de salida, a ese ‘chupinazo’, que se producirá esta noche con el discurso de apertura de la alcaldesa, Encarnación Palazuelo, y el flamenco fusión del grupo minero ‘Ópalo’.

Luego llegarán las noches de fiesta en las casetas municipal y de la juventud, con las orquestas ‘Dynamic’ y ‘Fusan’ en la primera y ‘Bombines’ en la segunda, los momentos álgidos de la feria, los instantes en los que millares de personas saldrán a la calle y recorrerán las tómbolas, puestos y atracciones distribuidos por el casco urbano para inundarlo de un esplendor inusual. Pero también el día será protagonista en unas jornadas de asueto que dejan un exiguo lugar al descanso. Lo primero, al comenzar el viernes, será el clásico ‘Homenaje a nuestros mayores y al campillero ausente’ en la nave sociocultural (13.30 horas). Y tras el espacio destinado a quienes, ya sea por motivos económicos o políticos, emigraron de la tierra que les vio nacer y a los principales testigos del crecimiento de El Campillo como pueblo tras su emancipación en 1931, el programa cambiará su rumbo hacia el fútbol, con el amistoso entre el Campillo y el Nerva (20.30 horas). La Banda Municipal de Música reanudará la fiesta en la caseta cuando las agujas del reloj despidan el día.

La sesión vermut del sábado (13.00 horas) en la caseta municipal, dirigirá el paso de los campilleros a uno de los acontecimientos más destacados de su fiesta: la corrida de toros mixta (19.00 horas). Como en años anteriores, los vecinos de la localidad acudirán en masa a la plaza portátil, ataviados con ingentes cantidades de vino y vastos bocadillos preparados para la ocasión. Al alba del domingo, casi sin tiempo para el cierre de las casetas, con muchos aún sin haber posado el cansancio en sus camas, se celebrará la gran diana floreada con la banda de ‘El tirachinos’. Cientos de jóvenes, adultos e, incluso, niños y mayores, pasarán por cada esquina del pueblo vestidos con el pañuelo conmemorativo de la feria. Una cita en la que no faltará el aguardiente, como tampoco el ya típico baile de la cucaracha. Hasta los músicos se tumbarán panza arriba para mover piernas y brazos al mismo tiempo que soplan sus instrumentos. El posterior concurso de pesca deportiva en el Puerto Zumajo (10.00 horas), una nueva sesión vermut (14.00 horas) y el castillo de fuegos artificiales en el Campo de Fútbol Francisco Valero Rojas (24.00 horas) pondrán el broche a una intensa semana de gozo y evasión.

Fuente : http://pablopineda.blogia.com/

17,julio 2008

Acuerdo ‘in extremis’ en la Cuenca Minera en un intento de salvar la entidad

Vicente Zarza asegura que la situación del ente es “puntual”.
Los ayuntamientos que forman parte de la Mancomunidad Cuenca Minera van a comenzar a pagar con regularidad. Ayer, mientras la plantilla está pendiente del cobro de las últimas nóminas, en la Junta de Gobierno de la entidad, los regidores municipales alcanzaban un acuerdo ‘in extremis’ y se comprometían a asumir (y hacer efectivo) el pago de los gastos básicos de la Mancomunidad.

Abrir las puertas del ente supramunicipal todos los días viene a salir por 250.000 euros anuales, cifra que, según explicó el presidente de la entidad y alcalde de Zalamea, Vicente Zarza, es la cantidad mínima para mantener la estructura básica y, a partir de ahora, los Consistorios van a contribuir a esta suma en función de población y servicios.

“Sin este compromiso -remarcó Zarza- la Mancomunidad difícilmente se sustenta”. “Ante una situación extrema como ésta, es histórico que estemos todos a una”.

La explicación a la situación límite en la que se encuentra esta y otras mancomunidades viene precisamente del impago por parte de los ayuntamientos, en unos casos porque carecen de recursos y en otros porque muestran reticencias a realizar los reintegros.

Ya sea por la primera o la segunda de estas razones, el caso es que en estos momentos la deuda de los ayuntamientos mineros con su Mancomunidad asciende a 2,3 millones de euros, que se vienen acumulando durante los dos últimos mandatos.

La situación se enquista y, en paralelo al dinero que tiene pendiente de embolsar, arrastra una deuda difícil de cuantificar, según Zarza. La Mancomunidad Cuenca Minera debe a proveedores entre 200.000 y 300.000 euros, y alrededor de 100.000 a la Seguridad Social, a lo que hay que sumar distintas operaciones de crédito entre las que se encuentra el préstamo solicitado a Cajasol, por importe de 400.000 euros, para poder hacer frente al pago de las nóminas de los 84 miembros de la plantilla, un impago que ya ha tenido como respuesta, esta misma semana, una primera movilización de los trabajadores.

Zarza asegura que, según las previsiones, con este crédito que viene a dar algo de liquidez, la entidad puede afrontar los pagos de la plantilla hasta el mes de septiembre.

La situación económica en la que se encuentra la Mancomunidad minera “no es -indica- un problema de quiebra técnica ni de mala gestión” por parte de sus responsables sino una coyuntura “puntual” vinculada a la situación económica que atraviesan los ayuntamientos.

Fuetne : HI