Relatos Cortos:CAMINANDO HACIA LA LIBERTAD (III)


CAMINANDO HACIA LA LIBERTAD (I)

 

Caminaba como en una nube, lo que había pasado después casi no lo recordaba, era como un sueño, recordaba que le dijo al agente que era la primera sorprendida, y había sido sincera. Luego la habían acompañado al coche policial, al salir de la comisaría alguien chocó con ella, alzó la mirada y vio una cara conocida, el pánico se apoderó de ella, pero mantuvo el tipo, el sujeto le guiñó un ojo y sonrió, luego se alejó pidiendo disculpas. La habían dejado en el portal de casa y ahora ella subía las escaleras como una autómata. Metió la mano en el bolsillo de su pantalón para coger las llaves, allí había un papel. ¿De donde había salido? Lo abrió lentamente y leyó lo que ponía.

Lo estás haciendo genial, mañana recogemos el encargo, no te preocupes por los detalles, es nuestro seguro de vida, espero que tengas lo nuestro……tu cara es tan bonita…”.

 

Cerró la puerta de golpe, y apoyó la espalda sobre ella, poco a poco fue resbalando hacia el suelo, allí se abrazó las rodillas y lloró, lloró por ella, por él, lloró de miedo, lloró, simple y sencillamente lloró.

 

Él llegó del trabajo como siempre, venía de buen humor, canturreaba, ella se había arreglado y lo esperaba nerviosa a la mesa. Él entró y miró extrañado todo. Se sentó en su silla, cogió la cajita y refunfuñó un “espero que no te hallas gastado dinero en tonterías, como tú no lo ganas….si es nuestro aniversario lo olvidé, si es otra cosa no tengo ni puta  idea”. Abrió la cajita y vio el chupete, se levantó airado de la mesa,”puta asquerosa, cerda, zorra, ¿qué es esto, qué broma es esta, te pitorreas de mi?” de dos pasos ya estaba junto a ella y tenía los puños levantados, ella logró farfullar entre lágrimas,”estoy embarazada, era una sorpresa…..”.Él bajó los puños, por un momento pasó los ojos de ella al chupe, del chupe a ella, finalmente la abrazó y la levantó en brazos, “ ¡¡oh Dios!! Cuanto te quiero , te amo mi princesa”. Esa noche fue mágica, hicieron el amor con ternura y ella soñó que sería el principio de su felicidad, además un te quiero……es tan importante un te quiero de la persona que amas, de la persona que has elegido como compañero….Y Julián era tan parco en “te quieros”, le repetía mil veces que eso se demuestra con hechos no con palabras que se llevan el viento…..Que además ella lo sabía, no hacia falta decirlo, y ella pensaba que si hacía falta, que no es bueno dar las cosas por sabidas, sino dices te quiero, ¿cómo vas a saber que te quiere?,¿cómo vas a saber que eres especial para esa persona? Un te quiero si es importante, tan importante…..aunque hay que tener mucho valor para decirlo, solo los cobardes se lo callan y los orgullosos, y Julián lo era, pero aquella noche la había hecho la mujer más feliz del mundo….Si hubiese sabido lo que venia después….

 

El teléfono no paraba de sonar, María por fin volvió a su mundo, a la realidad, contestó. Era su agente de seguros, para encargarse de todo el sepelio de su marido. Enseguida lo despachó. Llenó la bañera de agua caliente, encendió unas velas y se metió en la bañera. Su mente era un mar revuelto, no entendía nada, todo era una locura, aunque ahora que lo pensaba la auténtica locura era haber contactado con aquel tipo, pero estaba ansiosa de venganza……Y ahora que se había vengado el dolor no se había mitigado, ahora sabía que sería un dolor con el que tendría que vivir toda la vida. Miró el reloj, casi las ocho, le entró el miedo, se puso de pié, él estaba a punto de llegar, la cena no estaba hecha, le daría otra paliza, se envolvió en la toalla y se miró en el espejo. De pronto se dio cuenta de algo, no más miedo, no más palizas, ahora era libre, no se había dado cuenta antes, ahora era libre. Dejó caer la toalla y miró su cuerpo desnudo frente al espejo, realmente era una mujer hermosa, su cuerpo era proporcionado y bien modelado, su cara, sin ser una preciosidad, si era muy atractiva. Varios moretones le cabrían el cuerpo, pero sabía que serian los últimos, cuando desaparecieran sería perfecta, seria una mujer normal. Abrió una botella de vino que se bebió integra, pronto se arrastró literalmente a la cama.

 

      Ya se notaba mucho su embarazo, a sus siete meses estaba inmensa y muy feliz, era la mujer mas feliz de mundo, las palizas habían parado, no así los insultos y las discusiones, pero no le importaba, ya tenía en quien apoyarse, ya tenía a su niño, en unas semanas podría achucharlo entre sus brazos. Julián llegó ese día muy borracho, hacía un calor infernal, ella estaba en ropa interior, entre la ola de calor y el embarazo era insoportable la ropa. Él se acercó a ella, ella puso la mejilla para que la besara, en vez de eso recibió un bofetón, instintivamente se protegió la abultada barriga,”zorra,¿qué haces en pelota?,¿a quien te has follado? Seguro que el bastardo que llevas dentro no es mío”. Ella callaba, sabía que era lo mejor, él volvió a golpearla. Ella se levantó e intento huir al baño, para cerrarse con llave, él la siguió y la atrapó por el pelo, la lanzó al suelo.”Estás cacunda,¿eh? Perra, ven aquí chupamela .La obligó a agacharse y ha hacerle una felación, ella sintió náuseas, olía a orina y suciedad, no soportaba el asco, vomitó. Eso lo encolerizó más aún, la lanzó la suelo y le pateó ambos pechos, también la barriga recibió alguna patada, María intentó protegerse la barriga, pero  la retuvo pisándole el cuello, le faltaba el aire.”Puta, tengo una idea mejor, que tu bastardo me la chupe”.La penetró bruscamente, ella notó como algo se rompía en su interior, sintió pánico, se resistió y consiguió quitárselo de encima, a gatas intentó alejarse de él, pidió socorro, él volvió a atraparla por una pierna, ella se mantuvo en posición fetal. Él la sodomizó, violentamente, ella gritaba de dolor, todo estaba cubierto de sangre. La golpeaba una y otra vez mientras la penetraba brutalmente por el ano, le golpeaba las costillas, la cabeza. Él se levantó, volvió en un momento con un bate en la mano, en el que ponía “aquí mandan mis cojones”. “Cariño, tu viejo amigo, llevas tiempo sin saber de él y por eso estas rebelde, hoy será especial”.La golpeó por todos lados con el bate. La volvió a poner en cuatro patas y la sodomizó con el bate, mientras, la penetraba vaginalmente, cuando hubo terminado cambió el bate del ano a la vagina, estaba bañada en un mar de sangre, todo era dolor, ella perdió el sentido……

 

MARIA JOSE RIDER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: